Derecho y Humanidades

De Wikibello.wiki
Saltar a: navegación, buscar

Dyh.png

La Revista[editar]

  • La Revista Derecho y Humanidades comenzó a gestarse en el año 1991, cuando un grupo de estudiantes de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile consideró necesario crear una instancia en la cual se pudieran debatir diversos temas de manera crítica y seria, no sólo desde el punto de vista del Derecho, sino que desde las Ciencias Sociales en general.
  • El primer Comité Editorial de la Revista (compuesto por Daniela Accatino, Ernesto Araya, Fernando Atria, María Victoria Bambach, Rodrigo Castillo, Rodrigo Correa, Esteban García, Ricardo Garrido, Daniela González, Martín Gubbins, Claudia Iriarte, Jaime Jara, Salvador Millaleo, Rodrigo Rojas, Juan Pablo Schwencke, Lucas Sierra, Flavio Tapia, Blas Troncoso, Javier Urrutia y Nancy Yánez) señaló en su primera columna editorial que:
    • “Derecho y Humanidades nace como una reacción frente a la realidad del Derecho en nuestro país. Es un proyecto que busca ser una alternativa crítica y novedosa frente al alicaído debate jurídico nacional. Nuestro diagnóstico es el de un Derecho que progresivamente ha dejado de cumplir sus funciones sociales, lo que pone en cuestión su relevancia pública. Derecho y Humanidades pretende ser un espacio desde donde se reflexione sobre el Derecho con el objeto de provocar la discusión (…) Derecho y Humanidades también persigue renovar el tipo de análisis jurídico tradicional. Busca reinsertar al Derecho dentro de las humanidades. No es tarea fácil. Estamos perdidos en una inmensa maraña de artículos, incisos y numerandos. La meta está en establecer lazos con otros estudios humanistas que puedan resultar muy provechosos para el Derecho. Se busca abrir las ventanas de la cultura jurídica nacional. Estas páginas están abiertas a todas las humanidades, en cuanto interesan al Derecho. (…) En resumen, lo que Derecho y Humanidades quiere es levantar la cabeza de la letra negra de los códigos, mirar qué pasa en Chile y qué pasa en las humanidades. Ello nos puede ayudar a descubrir qué pasa con el Derecho. (…) Una Revista es el mejor vehículo para pensar la renovación del Derecho. Tiene una ventaja que es más difícil conseguir en los libros, especialmente en nuestro medio. Se trata de la agilidad. Nos interesa la dilución, el intercambio constante de opiniones. ”
  • El primer número, publicado en el año 1992, incluyó artículos de los que hoy son destacados profesores de Derecho, como Agustín Squella, Carlos Peña, Andrés Jana, Juan Carlos Marín, Rodrigo Correa, Lucas Sierra y Fernando Atria. Además, incluyó un artículo de Robert Burt, profesor de Derecho Constitucional de la cátedra Southmayd de la Universidad de Yale.
  • Este primer grupo de personas (sumados nuevos integrantes y restados otros) se hizo cargo de publicar los tres números siguientes de Derecho y Humanidades. En ellos se publicaron, entre otros, artículos de John Austin, Catherine Mackinnon y Ronald Dworkin.
  • Las líneas editoriales de los número publicados entre los años 1992 y 1993 se caracterizaron por un marcado énfasis crítico en las materias de mayor contingencia en la cultura jurídica nacional. Así, ya desde el números 1º se denunciaba el asentado espíritu “conciliador” que inauguraba la década de los 90’ y la transición de la democracia en nuestro país, clausurando cualquier intento de provocar condiciones de cambios para el sistema jurídico y social imperantes. Lo anterior, se enfatiza en la editorial del Nº 2 y Nº 3 del año 1993, llamando la atención sobre el encubrimiento de los temas más acuciantes, como lo eran – y podemos decir que siguen estando presentes – la reforma del sistema político, cambios sustantivos al poder judicial y la ampliación de las libertades públicas. Lo cual se aborda precisamente, desde la editorial y en el cuerpo de los números, a partir de la acusación constitucional en contra de los Ministro de la Corte Suprema de Justicia Lionel Beraud, Hernán Cereceda, Germán Valenzuela y el Auditor General del Ejercito de la época, Fernando Torres Silva, acentuando el complejo tópico sobre la responsabilidad de los jueces y la posición institucional de los tribunales de justicia –y en este caso del máximo tribunal del país- en un Estado de Derecho.
  • Sin embargo, luego de este exitoso periodo, la Revista desapareció de circulación durante 4 años. Recién en 1997 surgió una nueva generación de alumnos interesada en este proyecto editorial. Ese año Macarena Sáez, María Soledad Salman, Juan Cristóbal González, Cristián Donoso, Ariel León, Alejandro Montecinos, Paulo Montt, Malva Olavaria, Pablo Oñate y Ana Piquer retomaron el proyecto publicando el número 5 de Derecho y Humanidades. Tras este nuevo impulso, se ha logrado mantener la continuidad en la publicación hasta la actualidad. En la editorial del mencionado número, ya se enunciaba la impronta que indefectiblemente marcaría la trayectoria de la Revista:
    • “Después de algunos años de silencio Derecho y Humanidades vuelve. El mismo espíritu crítico, la misma diversidad de ideas, el pluralismo y la tolerancia del grupo que inicio este proyecto, caracterizan a la nueva generación…Es un espacio destinado al análisis de nuestras instituciones desde un punto de vista crítico. Los que participan en ella creen en la posibilidad de mejorar nuestro sistema y en la necesidad de renovar la discusión jurídica.”
  • Así, entre los años 1997 y 2004, junto con mantener la continuidad y el recambio en los equipos de la Revista, se publicaron artículos de destacados académicos, por ejemplo, de Owen Fiss (profesor de la Universidad de Yale), Günther Jakobs (profesor de la Universidad de Bonn), Kenji Yoshino (profesor de la Universidad de Yale), Carol Rose (profesora de la Universidad de Yale), Fernando Pantaleón (profesor de la Universidad Autónoma de Madrid), Jules Coleman (profesor de la Universidad de Yale) y Susan Rose – Ackerman (profesor de la Universidad de Yale). A los que se sumaron, múltiples artículos de profesores, abogados, licenciados, egresados y alumnos.
  • Los números sucesivos (1998, Nº 6; 1999, Nº 7; 2000 – 2001, Nº 8; 2002 – 2003, Nº 9 y 2004, Nº 10), dedicaron sus páginas a desplegar el espíritu crítico, adentrándose a espacios de discusión que la literatura jurídica tradicional no exploraba. Es así como dichos números convocaron, tanto a académicos como a estudiantes, a reflexionar sobre la función del derecho penal en una sociedad democrática y el acoso sexual, la libertad de expresión, el estatus científico del derecho, la tensión entre lo público y lo privado, el vínculo entre el derecho y la literatura, el análisis económico del derecho o la autodeterminación sexual.
  • A partir del año 2004, una nueva generación de alumnos se hizo cargo de la Revista, la cual se propuso, entre otras cosas, lograr definitivamente la institucionalización de la misma, lo cual se concretó con la elaboración de una página web, la reconstitución de los vínculos con ex alumnos de la Facultad que estudiaban en el extranjero para así forjar contactos con estudiantes y profesores de otras universidades y la creación de un Consejo Asesor que tenga un contacto efectivo con los alumnos a cargo del proyecto. Asimismo, se busco que la Revista desarrollará sus números a partir de ejes temáticos y no sólo artículos inconexos, de modo de guiar el debate.
  • A su vez, los números 11, 12 y 15 plasmaron el convencimiento de Derecho y Humanidades de concretar lazos con proyectos estudiantiles, que asentados en la idea de abrir espacios para el diálogo y el disenso, compartían con la Revista su interés por convocar a la comunidad académica y nacional a discutir sobre temas y tópicos encubiertos por las premuras del presente, o derechamente omitidos evitando su dilucidación. Esta iniciativa se lleva acabo con la publicación de ponencias de profesores y estudiantes presentadas en el I, II y III Congreso de Derecho y Teoría Constitucional organizado por estudiantes de la Facultad, lo cual se ha extendido a la publicación de los trabajos presentados en iniciativas estudiantiles de similares características, como lo son el Congreso de Derecho Humanos y el Congreso de Derecho Civil, proyectos realizados por estudiantes y apoyados por la Escuela. Estas alianzas, se fundan en el convencimiento de la Revista de ser un puente de difusión entre las comisiones organizadoras de dichos proyectos y la comunidad académica, cuyo propósito es proponer y actualizar el debate jurídico.
  • Por su parte, los números 13 y 14 prosiguen con el énfasis crítico de los números de la Revista revitalizando la discusión sobre nuestro sistema político a partir del análisis de la Constitución reformada de 2005, la relación del pueblo mapuche con el Estado Nación de Chile, que surgió al alero de la Constitución de 1833, la precaria condición de nuestra democracia y la aparición teórico – práctica de nuevas formas de agencia política superando el paradigma de la democracia representativa, como lo son la democracia radical pluralista (Mouffe y Laclau) o la democracia radical multitudinaria (Negri, Hardt y Virno).
  • En la actualidad, Derecho y Humanidades continúa desarrollando su proceso de institucionalización, convocando a estudiantes de la facultad a participar en el proyecto. A lo anterior, se ha sumado el mejoramiento en los procesos de corrección y edición, así como el financiamiento de la publicación por parte de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile a partir del año 2009, lo cual ha permitido que el equipo de Derecho y Humanidades, dedique sus esfuerzos a la edición y preparación de los números de la Revista. Asimismo, desde el año 2010 la Revista comenzó con un proceso de semestralización, el cual fue inaugurado con el Nº 16, volumen I, del año 2010: “El Castigo”.
  • Con posterioridad al último hecho, el 2011 consiguió la indexación en Latindex. Esto posibilitará aún más la entrada de conocimiento científico y crítico que se quiere impregnar tanto en la Escuela como en el país.

Link[editar]

  • Sitio de la Revista: [1]
  • Derecho y Humanidades en digital [2]